Certificado de experto en exposicion en realidad virtual por #psious

Oriol mercadé ya consta como profesional experto en el tratamiento en realidad virtual 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nuevo entorno de Realidad Virtual para la Claustrofobia para afrontar la Resonancia Magnetica 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Claustrofobia: Miedo a los espacios reducidos; superación de fobias con Realidad Virtual de @psious

La claustrofobia o el miedo a encontrarse en espacios pequeños o habitaciones sin la posibilidad de escapar es una fobia específica prevalente en la sociedad (2-10% de la población general). Corresponde al subtipo de “fobias específicas”, en las que emerge una respuesta de ansiedad intensa o incluso miedo después del contacto con un estímulo específico. Sus factores de riesgo son vastos y están relacionados entre sí, desde la predisposición genética hasta el condicionamiento cognitivo. Este último es especialmente importante en el desarrollo de esta fobia, donde la persona aprende a temer contextos de los que no puede escapar con facilidad o cerrados.

Según la Asociación Americana de Psiquiatría, la claustrofobia es el miedo a encontrarse en un espacio o una situación en los se teme estar encerrado y/o de difícil huida. Los síntomas imitan a los típicos de un ataque de pánico o manifestaciones similares (mareos, caídas, vómito, incomodidades cardíacas, etc). Como consecuencia, la persona trata de evitar este tipo de situaciones limitando su vida cotidiana.

Este miedo está asociado a la percepción del espacio, al proceso cognitivo de evaluar la seguridad y el control sobre éste. Por ejemplo, este miedo tiene un valor adaptativo en el caso de túneles, en el que el movimiento se encuentra limitado y el riesgo de lesiones es elevado. Sin embargo, el problema se produce cuando la persona desarrolla respuestas ansiógenas a contextos en los que siente que no puede escapar, aun cuando no existe ningún riesgo real.

Normalmente, se inicia con una sensación de ansiedad o sofoco en una situación determinada en un espacio cerrado. Posteriormente, para evitar otra crisis, el paciente claustrofóbico deja de asistir al lugar en cuestión. Como consecuencia del miedo de experimentar la situación de nuevo, aparece una respuesta ansiosa por la posibilidad de exponerse a otro ataque. Debido a de este proceso, el paciente termina aprendiendo que, si se encuentra en un lugar cerrado o del que no pueda escapar, sufrirá un ataque de pánico y, por consiguiente, intentará evitarlo (Price, 2011).

Finalmente, es importante mencionar que la realidad virtual es una buena alternativa a las técnicas tradicionales usadas en el tratamiento de la claustrofobia. A diferencia de la exposición en vivo, la realidad virtual permite la estandarización y el control sobre los parámetros de las sesiones de exposición. Asimismo, es particularmente útil para repetir la exposición a las situaciones temidas las veces que sea necesario. Además, previene ataques de pánico y, así, disminuye el riesgo de reforzar el miedo ya existente.

Resumen de las Escenas

Nos podemos encontrar en un ascensor, mas grande o de reducidas dimensiones, entrar en el metro, podemos poner que este lleno o vacio, entrar en habitaciones pequeñas, o haciendo una prueba de Resonancia Magnética

Publicado en realidad virtual, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Glosofobia; Miedo a hablar en público.tratamiento de miedos con Realidad virtual de @psious


El miedo a hablar en público se ha convertido en uno de los problemas más habituales en la sociedad actual. De hecho, la gran mayoría de personas deberá hablar en público en algún momento de su vida, ya sea para expresar una opinión durante un curso, decir unas palabras durante una celebración, exponer un trabajo, dar una conferencia y un larguísimo etcétera.

En los actuales sistemas diagnósticos de los trastornos mentales, el miedo a hablar en público suele clasificarse como una fobia social. A pesar de ello, es importante destacar que sólo el 29% de los casos pueden ser diagnosticados como fobia social. En general, los datos actuales apuntan a que el 34% de la población puede tener problemas de ansiedad al enfrentarse a un público. Estos datos son importantes, no solamente por la elevada prevalencia, sino por las consecuencias negativas que puede tener sobre el futuro académico o profesional de quien la sufre.

Entre los temores más habituales se encuentran: el hecho de ser observado, temor a sentir ansiedad (y, en ocasiones, llegar a sufrir un ataque de pánico), miedo a no saber comportarse de un modo adecuado o competente, miedo a manifestar síntomas de ansiedad que puedan ser vistos por los demás y/o que interfieran en el discurso, miedo a no llegar a las metas autoimpuestas, temor a la crítica y a la evaluación negativa por parte del público y temor al rechazo.

Habitualmente, estos temores conducen a una elevada activación fisiológica (por ej.: taquicardia, sudoración, etc.) y a la aparición de un gran variedad de pensamientos negativos. Se trata de una sintomatología que impide a la persona concentrarse en la tarea, con lo que los resultados suelen ser muy poco satisfactorios. En este momento la persona entra en un círculo vicioso: una elevada ansiedad conduce a un pobre rendimiento, un pobre rendimiento conduce a un aumento de la ansiedad, etc.

Se hace necesario, por tanto, empezar un proceso terapéutico que permita al paciente salir de este círculo vicioso. El tratamiento de elección suele basarse en las técnicas de exposición combinadas con técnicas de relajación, reestructuración cognitiva y, en ciertos casos, entrenamiento de habilidades de hablar en público. A pesar de ello, suele ser complicado llevar a cabo sesiones de exposición en vivo en el caso del miedo a hablar en público (por ejemplo, resulta difícil disponer de un espacio adecuado y una audiencia concreta, controlar el tipo de reacciones que debe adoptar la audiencia, de graduar las situaciones, algunas de las cuales dependen de factores ajenos al terapeuta, etc).

Publicado en realidad virtual, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Acrofobia: miedo a las alturas, tratamiento de fobias con Realidad Virtual de @psious

La acrofobia, también llamada miedo a las alturas, es una condición que prevalece entre el 3% y el 5% de la población general (Antony, Craske, & Barlow, 1995) y que no necesariamente debe ser patológica. De hecho, sólo implica un problema cuando la respuesta ansiógena es insoportable o cuando produce ataques de pánico, sensación de sofoco, miedo a caer, etc.

El miedo a las alturas se considera natural e incluso adaptativo, ya que la respuesta evitativa podría ser claramente beneficiosa cuando el paciente se encuentra en un entorno de riesgo. Hay diversos factores presentes en el desarrollo y en la conservación de la fobia y Coelho, Waters, Hine y Wallis (2009), en un estudio de revisión, sopesan tanto factores no asociativos —o hereditarios— como factores asociativos —o de condicionamiento— y, de hecho, se tiene presente la multicausalidad, pues no todos los pacientes que sufren este trastorno fóbico lo desarrollaron de manera condicionada. Asimismo, en un estudio longitudinal realizado por Poulton, Davies, Menzies, Langley y Silva (1998), se reveló que aquellos participantes que habían sufrido caídas y lesiones significativas antes de los 9 años tenían una menor respuesta fóbica a las alturas una vez alcanzados los 18 años de edad.

Sin embargo, hay personas que al exponerse a las alturas muestran respuestas de ansiedad muy por encima de lo saludable. En estos casos es esencial tratar al paciente porque muestra un intenso nivel de acrofobia que lo puede llevar a evitar cualquier situación en la que no esté a ras de suelo. La intensidad de la respuesta evitativa depende de las condiciones de cada paciente y de la situación pero, particularmente, es importante comprender cómo se manifiesta a través de un continuum, es decir, una escala de situaciones en las que el paciente está expuesto a unas alturas determinadas que fluctúan entre subir un piso por las escaleras y situar al paciente frente a un precipicio muy elevado. Así podremos analizar la importancia, la repercusión del trastorno y la fase en la que se encuentra.

Es importante mencionar que la realidad virtual es una buena alternativa comparada con las técnicas tradicionales de exposición en el tratamiento de la acrofobia por diversos motivos. En primer lugar, la realidad virtual ofrece al terapeuta un mayor control de las variables de exposición, lo que es muy útil si tenemos en cuenta la dificultad de encontrar un entorno óptimo para tratar esta fobia. En segundo lugar, y relacionado con lo anterior, se trata de un tratamiento menos costoso en cuanto a logística, tiempo y esfuerzo, ya que la realidad virtual permite modelar la situación y, por tanto, no requiere que el paciente y el terapeuta se desplacen para encontrar los lugares idóneos para una exposición en vivo. Finalmente, debemos tener en cuenta que disminuyen las probabilidades de que el paciente no desee someterse al tratamiento y que la realidad virtual es una terapia, en cuanto a tratamiento, igual de eficiente, como mínimo, que la exposición en vivo (Emmelkamp, & cols; 2002),

Ejemplos de escenas con las que se trabaja: 

Ático en Nueva York y Barcelona

Un Ascensor de cristal o una plataforma que se eleva

Videos reales de : Acantilado, un tren pasando por encima de un puente…

Publicado en realidad virtual, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario