IronBRAIN de Niza

einstein bike
Esta imagen de Einstein en bici me recuerda que para hacer una buena ironman domingo  tocará ser listo y tirar de piernas a la vez.
Atención… a la cabeza!
“Se te ve tranquilo”; Si lo estoy,
Pero en cualquier momento de debilidad, si no controlo mis pensamientos pasará a la inquietud de la incertidumbre. Somos lo que atendemos,
Michael Johnson, recordman de los 200m , ante la pregunta de cómo consigue transmitir ese nivel de confianza con su lenguaje corporal antes de la final olímpica respondió, que simplemente cuando le entran las dudas piensa que seguro que él ha entrenado más que sus rivales y eso le llena de confianza.
Su mejor baza el trabajo. Mi filosofía en el Ironman no es “SER EL MEJOR”, simplemente “SER MEJOR”; Que el yo de mañana sea mejor que el yo de ayer y que al terminar sepa que he dado lo máximo de mí, siendo Finisher, en un tiempo digno de mis capacidades y de los percances que puedan aparecer en carrera (pinchazo, caída…)
En la salida de la playa de Lanzarote, como Michael Johnson, me pude centrar en los meses previos de entreno y eso me dio la seguridad necesaria, el trabajo estaba muy bien hecho, solo era cuestión de demostrarlo. Este año no podrá ser así, no voy a engañarme, físicamente estoy con varios kilillos de mas, que no van a ayudar ni a meterme el trimono ni a correr ligero.  Por lo que centraré mi atención en el trabajo mental que he preparado para la carrera mucho más elaborado que en la isla.
Para eso he diseñado un “Plan de competición” personal, donde refuerzo mi “veteranía” y sensación de control de variables al ser ya mi segunda prueba y durante la carrera voy a estar pendiente de convertir las preocupaciones por los posibles problemas físicos en ocupaciones de estrategia mentales pre-diseñadas. (Mantras, canciones, técnica, visualización, gestión del ritmo, control de la activación, asociación o disociación de la atención, palabras clave, establecimiento de objetivos fraccionados).
Todas ellas son técnicas específicas de la Psicología del Deporte, nada que ver con las técnicas clásicas de la Psicología clínica, ni mucho menos que las del Psicoanálisis.
Así que en esta Ironman tocará correr con el coco.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*