Rendimiento laboral

Oriol ha dado conferencias a grandes empresas  como Sanitas, BASF,BBVA, ESADE, DIR, PIKOLIN, ITalDesign, MasterCard, Novartis, Mediamarket

Así como Universidades y entidades de importancia

¿Qué es el rendimiento laboral y profesional?

Tanto si estás trabajando como si no habrás escuchado hablar del rendimiento de trabajo, laboral o profesional.

rendimiento academico

La Real Académia define el rendimiento profesional, también llamado productividad, como la relación existente entre lo que se produce y los medios que se emplean para ello, como pueden ser, por ejemplo, la mano de obra, la energía o el tiempo, pero también el conocimiento. No obstante, existe otra definición como la relación entre los objetivos, metas, tareas alcanzadas y las horas de calidad empleadas para conseguirlo. A continuación explicaremos como se evalúa el desempeño laboral.

¿Cómo medir el rendimiento laboral y profesional?

La evaluación objetiva del rendimiento profesional del trabajador pretende conocer el grado de rendimiento laboral real de cada individuo, y, si su esfuerzo laboral se está desempeñando en la dirección adecuada.

Este tipo de evaluaciones se hacen para la toma de decisiones acerca de muchísimas cuestiones, así como para investigar y optimizar procesos. Además, pueden proporcionar también información sobre competencias, fortalezas y debilidades y necesidades que, a posteriori es posible trabajar para potenciar o mejorar dicho rendimiento y el bienestar de los trabajadores. Es decir, sirven para medir y ver cómo podemos alcanzar un mayor rendimiento laboral.

Existen muchas técnicas para evaluar el rendimiento profesional en un trabajador, las cuales se dividen en dos grupos:

Evaluación del rendimiento laboral

Objetivas: en este grupo de técnicas podemos encontrar las medidas de producción, la monitorización por ordenador o utilizar datos personales relacionados con el trabajo, como, por ejemplo, el absentismo laboral, pero como su propio nombre indica son objetivas y se pueden escapar variables importantes.
Subjetivas: este grupo incluye técnicas en las que se evalúa en función del comportamiento laboral, como por ejemplo usando informes de rendimiento o técnicas de valoración de méritos, incluso la gestión en función de los objetivos alcanzados. Estas pueden ser muy destructivas según como se enfoquen.

En mi opinión el factor humano no debe quedar a parte de dichas evaluaciones por lo que las competencias y características de cada trabajador se tendrían que tener en cuenta para el desempeño de su trabajo ya que directamente afectaría al su rendimiento laboral.

Consejos para mejorar el rendimiento laboral o profesional

Si lo que quieres es aumentar el rendimiento laboral de tus trabajadores y que eso se vea reflejado en las evaluaciones profesionales pero sobretodo en su satisfacción y motivación por ir cada día al trabajo y dar lo mejor de ellos, es más que necesario que exista un buen ambiente laboral, donde todos se sientan cómodos y valorados. Por ese motivo es una buena idea reconocer el trabajo que se realiza, así como asegurarse de que el trabajador esté motivado y ocupe el lugar adecuado según sus competencias.

También es muy buena idea establecer objetivos, pues estos son la hoja de ruta y lo que ayudará a establecer prioridades y una organización respecto a las tareas que sea necesario realizar para llegar a dichos objetivos. Para ello sería ideal que los trabajadores se sientan partícipes de dichos objetivos, ya que de esta forma se sentirían comprometidos e irían a trabajar con más energía y menos presión.

Des de bien pequeños nos han enseñado que somos mejores o peores según el resultado que obtenemos, la nota que hemos sacado o quien ha ganado el partido, pero hoy en día esto ya queda muy desfasado. Cuando estudiaba en la universidad el padre de una amiga nos decía “a quien se esfuerza no se le puede pedir más”, pero claro no nos conformábamos en aprobar, que bobada cuando lo importante era hacer las cosas bien sin presión y aprender y aprender. Aunque no me gustaran todas las asignaturas, que felicidad los años de universidad cuando descubrí esto. Igual pasa en el ámbito laboral.

Sin dejar de ir a trabajar sino hay un motivo superior y sin dejar cosas pendientes de aquello que tiene prioridad cada día como algo normal, actualmente no mido mi 100% en el ámbito laboral cada día por igual. A eso se le llama responsabilidad y compromiso con el trabajo y contigo mismo. Desde mi punto de vista ir a trabajar seria ser responsable, estar comprometido, recibir menos presión externa y no pasarse de autoexigencia, ya que estas dos últimas en vez de potenciar en rendimiento tanto académico como laboral lo frenan en forma de cansancio físico, mental y emocional.

VIVE SANO. VIVE MEJOR. RINDE MEJOR.